pokemongo

now browsing by tag

 
 

POKEMON GO ¿AFICIÓN O ADICCIÓN?

 

¿Quién no ha oído hablar del juego de moda? Pokemon Go ha conseguido todos los récord, tan solo en la primera semana registraba en la App Store alrededor de 7,5 millones de descargas. Se habla de él en todos los grupos de amigos, en las redes sociales e incluso en los informativos.

Seguro que a estas alturas ya conoces todas las peculiaridades o recomendaciones de este juego basado en la realidad virtual. Si quieres saber si para ti es una afición o una adicción, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una afición?

Una afición es una atracción hacia algo o alguien; también puede referirse al empeño que se pone en algo. Se refiere a una actividad que se realiza habitualmente por gusto y en los tiempos de ocio.

Las aficiones son imprescindibles en el desarrollo psicológico de cada uno de nosotros. La realización de las mismas genera una mejor autoestima, estado de relajación y desconexión.

¿Cuáles son los beneficios de tener una afición?

  • Nos desconectan de la rutina diaria, del estrés y la ansiedad
  • Ayudan a la salud mental, combatiendo la depresión y el nerviosismo
  • Fomentan la disciplina y la creatividad
  • Mejoran la vida social y por lo tanto la calidad de vida
  • Evitan el sedentarismo, la soledad, el aislamiento
  • Fomentan la salud física y emocional, y el disfrute.

¿Qué es una adicción?

Aunque inicialmente asociamos la adicción al consumo de sustancias tóxicas, lo cierto es que este término va más allá, definiéndose como un hábito desmedido a ciertos comportamientos o juegos. Algunas conductas o hobbies, saludables a priori, pueden convertirse en un problema de adicción según la frecuencia, intensidad, tiempo o dinero que invertimos en ellas.

El elemento esencial de todos los trastornos adictivos es la falta de control,es decir, al comienzo son placenteras pero luego van ganando terreno entre las preferencias hasta llegar a dominar la vida de la persona.

Como ocurre en las adicciones al consumo de sustancias tóxicas, las personas adictas a determinada conducta (juegos de azar, redes sociales, juegos virtuales, compras…) experimentan, cuando no pueden llevarla a cabo, un síndrome de abstinenciacaracterizado por un profundo malestar emocional (estado de ánimo disfórico, insomnio, irritabilidad e inquietud psicomotora).

Normalmente los comportamientos se vuelven automáticos, activados por las emociones e impulsos, con pobre control cognitivo. La persona que lo padece no suele ser consciente de su problema y se deja llevar por la gratificación inmediata sin ver las consecuencias que le puede acarrear.

¿Quiénes son más proclives a padecer eso?

El perfil típico suele ser el de personas:

  • Con escaso apoyo familiar
  • Con pobres relaciones sociales
  • Impulsivas
  • Estado de ánimo depresivo
  • Personalidad vulnerable debido a presiones de grupo
  • Bajo situaciones de estrés (fracaso escolar, frustraciones afectivas, competitividad etc)
  • Insatisfacción personal
  • Buscadores de emociones fuertes

¿Cuáles son algunas de las señales de alarma?

Las principales señales de alarma que denotan una adicción :

  • Reducir las horas de sueño para dedicarlas exclusivamente al mundo virtual.
  • Descuidar otras actividades importantes como el contacto con la familia, relaciones sociales, estudio o cuidado de nuestra salud.
  • Recibir quejas de nuestro entorno cercano sobre el uso desmedido de nuestro “hobbie”.
  • Pensar constantemente en conectarnos a la red, y sentirnos irritados cuando no tenemos posibilidad.
  • Perder la noción del tiempo estamos conectados.
  • Mentir sobre el tiempo real que hemos pasado en la red.
  • Bajar nuestro rendimiento escolar o laboral paulatinamente.

¿Cómo podemos solventar estos problemas?

En la mayoría de los casos, las personas que padecen alguna adicción no siguen ningún tratamiento, negando que exista un problema o pensando que desaparecerá con el paso del tiempo por sí mismo.

De forma general, los problemas personales pueden ser causa y consecuencia de una adición, ya que los motivos por los que una persona mantiene dichas conductas son olvidar los problemas y la falsa sensación de control en el mundo virtual. Probablemente se trate de una relación circular: algunas dificultades personales facilitan la adicción, pero ésta acaba por agravar los problemas preexistentes.

Como en cualquier tratamiento psicológico,se debe de tener en cuenta que cada persona es única y el plan de intervención será personalizadoa cada caso en concreto. El objetivo sería restablecer y mejorar las áreas importantes de su vida identificando las prioridades y mejorando sus relaciones familiares y sociales para paliar la soledad

¡Caza a todos los pokemon y disfruta mucho jugando pero sin dejar de lado el mundo real!

 

 

 

 

DISFRUTAMOS DE UNA AFICIÓN SUFRIMOS UNA ADICIÓN
La actividad nos deja tiempo para trabajar y estudiar sin distracciones. Dejamos de lado actividades con amigos que antes nos gustaban.
 Podemos compartirla con familia, amigos o pareja  Sufrimos cambios de humor cuando no le dedicamos el tiempo que nos gustaría.
 Controlas el tiempo que le dedicas.  Pasar tiempo sin esa actividad nos pone nerviosos y agresivos.
Disfrutas de la actividad sin dejar de lado a  tus seres queridos. Nos cuesta conciliar el sueño.
 Siempre nos proporciona placer, incluso aunque no la realicemos en varios días.  Al principio nos proporcionaba placer, después, soledad y aburrimiento.
 Disfruto con los cinco sentido de lo que hago en el momento presente.  Planificamos nuestra vida entorno a esa actividad.

 

Referencias

 

Asociación de Academia de la Lengua Española, (www.rae.es)

Casado Esquius, Ll. (2002). Aprender a organizar el tiempo. Paidós.

Lizeretti, N. P. y Rodríguez, A. (2011). La inteligencia emocional en salud mental: Una revisión. Ansiedad y Estrés, 17, 233­253.

Griffiths, M. ( 2000). Does Internet and computer “addiction” exist? Some case study evidence. Ciberpsychology & Behavior;3: 211­218.

Choliz, M., Echeburua, E. y Labrador, F.J. (2012). Technological addictions: Are these the new addictions? Current Psychiatric Reviews ;8: 290­291.

Gossop, M. (1989).Relapse and addictive behaviour. London: Routledge.

Young, K. (1998). Internet Addiction: The emergence of a new clinical disorder. Cyberpsychology & Behavior ; 1: 237­244.

Davis, R.A. (2001). A cognitive­behavioral model of pathological Internet use. Computers in Human Behavior; 17: 187­195.

Echeburúa, E. y Requesens, A. (2012). Adicción a las redes sociales y nuevas tecnologías en niños y adolescentes. Guía para educadores. Madrid :Pirámide.

SI te parecio interesante, comparte...Print this pageEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook